logobr              ASOCIACIÓN ESPAÑOLA DEL PERRO PERDIGUERO DE BURGOS (AEPPB) 
 Fundada en 1980 


Las normas de cría de la Asociación tienen por objeto arbitrar el sistema más racional de mejora cualitativa y cuantitativa, de tal forma que las hembras se castiguen lo menos posible y se corrijan en lo posible los abusos, encaminados únicamente, a la producción de cachorros con fines comerciales, descuidando el objeto prioritario: LA MEJORA DE LA RAZA.

El Director de cría de la A.E.P.P.B. es D. José Manuel Sanz Timón (fundador de la Asociación en 1980), recuperador de las principales líneas de cría de las que hoy procede la mayoría de nuestros Perdigueros y veterinario por la Universidad Complutense de Madrid y actualmente en ejercicio profesional en el Excmo. Colegio Oficial de Veterinarios de Toledo con el número 1020. Su experiencia como criador y cazador con Perdiguero de Burgos es amplísima tanto a nivel nacional como internacional en su haber numerosos campeones de España de belleza y trabajo dentro y fuera de la Asociación. Forma equipo en la dirección de crianza junto con María Martínez Majo (veterinaria), José Antonio Gómez Catalina, Carlos Marín de la Rubia y Jesús Martínez Pérez.

El incumplimiento de dichas normas comportará a todos los efectos el ser dado de baja inmediatamente de la ASOCIACION.

1º.- Las hembras no podrán cubrirse con edad inferior a los 18 meses.

2º.- Los ejemplares utilizados (machos y hembras), tienen que haber pasado con aptitud la Prueba de Aptitudes Naturales ( P.A.N. ) y Monográfica de Trabajo (M.T.). También poseer en vigencia el ser recomendados para la reproducción tras el examen morfológico.

3º.- A los 10 años de edad, dejarán de ser utilizados como reproductores de la Asociación.

4º.- La perra criará todos los cachorros que para (si retiramos alguno, no sabríamos si hemos quitado el mejor), ayudaremos a la madre con una sobrealimentación, con lactancia suplementaria o con nodriza, llegado el caso, para los cachorros.

5º.- Las hembras que hayan criado un determinado celo, bajo ningún concepto pueden ser cubiertas en el celo siguiente, y se dejará al menos un celo libre entre parto y parto.

6º.- En el momento del comienzo del celo de la hembra y cuando corresponda a un celo en que se pueda cubrir, el propietario de la perra, establecerá contacto con la DIRECCIÓN DE LA CRÍA DE LA ASOCIACIÓN, donde le informarán de los machos más adecuados para servir a su hembra, y de éstos, cuales son los más próximos a su lugar de residencia. Esta información se encuentra publicada en la sección de "Dirección de Cría" de esta página.

7º.- Un cachorro por camada de tres o más ejemplares, independientemente de su sexo, o el importe del mismo en el caso de no tener incidencias que atender, será cedido gratuitamente a la ASOCIACIÓN, que lo entregará al FONDO DE COMPENSACIÓN; ESTA NORMA SERA TENIDA EN CUENTA POR TODOS LOS SOCIOS Y PARA TODAS LAS CAMADAS.

8º .- El socio que después de participar en alguna de las pruebas que organiza la AEPPB se le de la calificación deNo Apto a su perdiguero por algún defecto eliminatorio morfológico o funcional, deberá castrar al ejemplar para evitar una posible reproducción de perdigueros no deseados y mandar certificado veterinario y pruebas fotográficas que den fe del trabajo una vez llegue la documentación a la AEPPB entrara a formar parte de la lista de espera de cachorro del fondo de compensación.

9º- Cuando el fondo de compensación cuente con disponibilidad de cachorros para entregar a sus nuevos propietarios se les comunicara con antelación para que acuerden el día de entrega con el criador , desde ese mismo momento la AEPPB da por cumplido su compromiso con el propietario del cachorro. Si de nuevo esta devolución se realizará tantas veces como ejemplares sean calificados "No Aptos".

10º.- La edad mínima de entrega de los cachorros, ha de ser de dos meses y medio, encontrándose previamente inscritos en la ASOCIACIÓN, tatuados y con todas las vacunas exigidas para su edad.

11º.- La garantía del cachorro será de un mes tras la entrega, durante este tiempo el responsable directo de los problemas de salud tales como: muerte por parásitos, por falta de vacunas, etc., será el criador.

12º.- A partir de este tiempo, y para problemas congénitos (miedo a los tiros, displasia de cadera, etc.), la responsabilidad recaerá sobre la ASOCIACIÓN siempre y cuando el propietario del cachorro sea socio y este al corriente de pago, de no ser así se da el plazo de un mes desde que se adquirió el ejemplar para hacerse socio, transcurrido este tiempo la Asociación no se hace responsable de la garantía del cachorro.

13º.- Los problemas relacionados con el comportamiento del Perdiguero que no sean congénitos y sí adquiridos debido a una mala o inadecuada iniciación al tiro, socialización, etc., no tendrán derecho al fondo de compensación.

14º.- No se descambiará ningún Perdiguero si no ha pasado por alguna de nuestras Pruebas para poder analizar y constatar que existe el problema.

15º.- La prueba de displasia de cadera, se realizará a partir del año de edad si después de presentarse en alguna PRUEBA de la ASOCIACION se apreciase dificultad en las extremidades posteriores.

16º.- Debemos preocuparnos de hacer socio al propietario de cada uno de los perros cedidos, notificando a la ASOCIACIÓN nombre, dirección y teléfono del nuevo propietario.

17º.- Todos aquellos socios que dispongan de cachorros, deben comunicarlo a la ASOCIACIÓN para incluirlos en la información que damos a los aficionados y proceder a su inscripción en el Libro de Orígnes del Perdiguero de Burgos (LOPB).

18º.- Ningún Perdiguero de la ASOCIACION se puede cruzar con ejemplares distintos a los marcados en la selección de cría de cada año o con ejemplares que no pertenezcan al esquema de selección, o de otras asociaciones. Los cachorros nacidos de perros no inscritos en los libros genealógicos de la Asociación, o aquellos nacidos de perros pertenecientes a la Asociación que no hayan pasado las pruebas exigidas en las normas de crianza, no podrán inscribirse en los libros genealógicos.

Los cachorros de los perros de otros libros genealógicos no podrán ser inscritos en el libro genealógico de la Asociación, salvo que haya pasado las pruebas exigidas en la Dirección de Crianza y se le dé el recomendado para la crianza.

19º.El impago de la cuota anual por motivos no justificados previamente a la AEPPB se entenderá como causa de baja por parte del socio correspondiente, inhabilitando para la inscripción en los Libros Genealógicos los reproductores de su propiedad.

20º.- Todas las normas relacionadas con la garantía del cachorro son aplicables al comprador siempre y cuando cumpla los requisitos que marcan nuestras Normas Internas para recurrir al Fondo de Compensación de la AEPPB, no se beneficiarán de esta garantía los cachorros que se quede el criador de sus propias camadas.

En contraposición se han detectado transmisión genética negativa en morfología en 57 ejemplares, machos y hembras hasta 2013 portadores de:

  • Ectropion en grado I y II: 11 %
  • Prognatismo: 2 %
  • Mordida en pinza. 8 %
  • Ausencia de algún premolar. 8 %
  • Exceso de belfo. 2 %
  • Ojos claros. 14 %
  • Despigmentación en mucosas. 3 %
  • Caras afiladas. 15 %
  • Falta de fortaleza en cabeza y esqueleto. 15 %
  • Displasia de cadera. 6 %
  • Aplomos delanteros izquierdos. 6 %
  • Codos despegados. 6 %
  • Ligero ensillamiento. 10 %
  • Corvejón de vaca. 10 %
  • Carácter huidizo. 5 %

Todos los ejemplares portadores han sido retirados de la reproducción y se encuentran fuera del esquema de selección de la Asociación Española del Perro Perdiguero de Burgos.

Volver