logobr              ASOCIACIÓN ESPAÑOLA DEL PERRO PERDIGUERO DE BURGOS (AEPPB) 
 Fundada en 1980 

Prensa

encabezado

                                  CENTRO SOCIAL: C/ Clavel Nº 19   28180 Torrelaguna -  Madrid Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

                                           

La Asociación Española del Perro Perdiguero de Burgos se complace en
invitar a socios y aficionados a la II Prueba puntuable de PAN y MT para el Campeonato de España
de 2017 que tendrá lugar en Torrecilla de Valmadrid (Zaragoza) el sábado 13 de Mayo de 2017 a las 9.00 horas

 

 

CARTEL ZARAGOZA

 

   

En concreto en los
terrenos de caza del coto
intensivo “Alcampo Torrijos”,
acceso por la carretera ZP-1108 en
las coordenadas GPS
41°30'20.4"N 0°51'19.0"W,
camino que parte de la desde dicha
población Camino de la Pana Monte.
Aprovecharemos ese día para
encontrarnos de nuevo y debatir
sobre lo que más nos gusta: ¡Los
Perdigueros de Burgos!


En dicha prueba se juzgarán los perros inscritos en la modalidad de Prueba de Aptitudes
Naturales (PAN), Belleza Morfológica (BM), Monográfica de Trabajo (MT) , de la cual se clasificarán
para la Final los ejemplares con mejores puntuaciones.

 

La convocatoria de inscripciones está abierta a cuantos Perdigueros se presenten, siendo sus
dueños socios o no de la Asociación.
CONCENTRACIÓN: • Lugar: Hotel TULIP INN ZARAGOZA PLAZA FERIA situado en la Avenida
Diagonal, nº 11, de Zaragoza. Coordenadas GPS 41°38'06.2"N 0°59'26.5"W
• Hora: 8:00h. de la mañana

INSCRIPCIONES : Ponerse en contacto antes del 5 de Mayo, llamando a los siguiente teléfono,
facilitando los datos del propietario, nombre del perro y número de registro en el LOPB, y por otro
lado, indicar número de comensales para la comida.

Se admitirán inscripciones por whatsapp y correo electrónico:
o Javier Martín Ordoñez 661311422 Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Una vez terminada la prueba tendremos una comida de convivencia en Hotel-Restaurante TULIP
INN ZARAGOZA PLAZA FERIA donde se entregarán las cartillas con las puntuaciones y podremos
seguir conversando sobre perros y caza.
MENU (20 euros adultos 10 euros niños menú infantil)
APERITIVO
Cup de salmorejo con virutas de jamón
CENTRO DE DEGUSTACIÓN
Ensalada templada de pechuga de codorniz en ligero escabeche de naranja y vinagreta de frutos secos
ENTRANTE
Cazuelita de bachocas del Moncayo con boletus y pato azulón
PLATO PRINCIPAL
Ragout de venado con frutos rojos al Somontano
POSTRE
Sorbete de mandarina al vodka negro
Agua. Vino, Flor de Añón D.O. Borja
20 € P.V.P. (I.V.A. incluido)
Para quienes deseen pernoctar y con el fin de facilitar alojamiento a quienes lo deseen, pueden llamar
al siguiente hotel previamente concertado:
HOTEL TULIP INN ZARAGOZA PLAZA FERIA Telf.: 876 76 83 00
Precios en régimen de alojamiento y desayuno. (Por día)
: Habitación simple .- 56 € (IVA incluido
  Habitación Doble .- 64 € (IVA incluido).
Habitación Triple .- 68 €(IVA incluido). Niños menores 12 años cama supletoria 4 euros desayuno.

Habitación Triple adulto 95 € (IVA incluido) . Niños mayores 12 años (se considera adulto)

MAPA 1 HOTEL SERVICIOS

 

 

Localización del coto en Torrecilla de ValmadridMAPA 2

MAPA 3

Dando las gracias a todos los socios, aficionados a la raza y esperando vuestra participación os
enviamos un cordial saludo.
La Comisión de organización de pruebas

 AEPPB PERDIGUERO DE BURGOS REVISTA ENERO 2017 BECADA1
 AEPPB PERDIGUERO DE BURGOS REVISTA ENERO 2017 BECADA21127X1574
 AEPPB PERDIGUERO DE BURGOS REVISTA ENERO 2017 BECADA31127X1574
 AEPPB PERDIGUERO DE BURGOS REVISTA ENERO 2017 BECADA41127X1574
 AEPPB PERDIGUERO DE BURGOS REVISTA ENERO 2017 BECADA51127X1574
 
 AEPPB PERDIGUERO DE BURGOS REVISTA IBERTIRO1 1180
 AEPPB PERDIGUERO DE BURGOS REVISTA IBERTIRO21180
 AEPPB PERDIGUERO DE BURGOS1 1180
 AEPPB PERDIGUERO DE BURGOS2.1180
 AEPPB PERDIGUERO DE BURGOS3 1180

encabezado

                                  CENTRO SOCIAL: C/ Clavel Nº 19   28180 Torrelaguna -  Madrid Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

                                             La Asociación Española del Perro Perdiguero de Burgos se complace en invitar a socios y aficionados a la  Prueba puntuable de PAN y MT para el  Campeonato de España de 2017 - que tendrá lugar en Zarzadilla de Totana, Lorca, (Murcia) el sábado  4 de Marzo de 2017 a las 9:00 horas, en concreto en los terrenos de caza del coto intensivo “Los Alhagüeces”, acceso por la carretera   C-11   en las coordenadas GPS Latitud  37°50'54.2"N - Longitud - 1°45'45.9"W camino que parte de la derecha (el segundo camino) desde la Población  de las Terreras

 

 

Aprovecharemos ese día para encontrarnos de nuevo y

debatir sobre lo que más nos gusta:

¡Los Perdigueros de Burgos! 

En dicha prueba se juzgarán los perros inscritos

en la modalidad de Prueba de Aptitudes Naturales (PAN),

Belleza Morfológica (BM) y Monográfica de Trabajo (MT),

de la cual se clasificarán para la Final los ejemplares con mejores

puntuaciones.

 

 Cartel640x512 prueba murcia 2017

  La convocatoria de inscripciones está abierta a cuantos Perdigueros se presenten, siendo sus dueños socios o no de la Asociación  

 

CONCENTRACIÓN: • Lugar: Hotel-Restaurante Malena en la carretera RM-730  en el término de Caravaca de la Cruz, coordenadas del GPS Latitud 38°03'05.4"N – Longitud - 1°54'30.7"W

• Hora: 8:00h. de la mañana en el Hotel Malena

• Hora: 9:00h. de la mañana en el Coto de caza     

 

INSCRIPCIONES :  Ponerse en contacto antes del 24 de Febrero, llamando a los siguientes teléfonos, facilitando los datos del propietario, nombre del  perro y número de registro en el LOPB, y por otro lado, indicar número de comensales para la comida.                                                                 

Se admitirán inscripciones por whatsapp y correo electrónico:  

  • Javier Vidal Cuquerella              689025341   Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
  • Javier Martín Ordoñez               661311422    Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
  • Hotel-Restaurante Malena  Telf.: 968 72 52 62
  • Precios:  Habitación doble: 50 € (IVA  incluido).  Habitación simple: 30 € (IVA  incluido).  Habitación triple: 70 € (IVA  incluido).

mapa prueba de murcia

 

Hotel El Zorro Teléfonos: 968433140 / 669015916  Email: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Precios:  Habitación doble: 50 € (IVA incluido).  Habitación simple: 30 € (IVA incluido).  Habitación triple: 70 € (IVA incluido). Desayuno incluido

.

mapa prueba de murcia coto

 

Localización del coto los Alhaguaces

 
murcia coto coordenadas  
murcia coto camino entrada  

 

Dando las gracias a todos los socios, aficionados a la raza y esperando vuestra participación os enviamos un cordial saludo.

La Comisión de organización de pruebas

 

ADIESTRAMIENTO DE UN PERRO SORDO PARA LA CAZA

A-ANTECEDENTES

Tula de Fuentelapeña (Bimba para los amigos) es una perdiguera de burgos de la Asociación Española del Perro Perdiguero de Burgos (A.E.P.P.B.) que preside D. José Manuel Sainz de Timón, para mi, la persona que más sabe de Perdigueros de Burgos de este país , siendo uno de los principales recuperadores de la raza.

Cuando Tula llegó a casa tenía 3 meses y tardé día y medio en darme cuenta de que era sorda, cosas tan básicas como salir a la terraza mientras ella estaba de espaldas y que no se enterase por más ruido que hiciera, o que cuando durmiera fuera un sueño tan profundo que solo se despertaba si la tocabas (y siempre con sobresalto) me hicieron sospechar que Tula tenía un problema.

En esta historia se juntaron dos circunstancias muy peculiares, por un lado el Sr. Murfy (ese que te jode todos los planes) y por otro lado el síndrome del “recomendado” (que consiste en que, cuando más interés se tiene en que algo salga bien, peor sale) por lo siguiente:

- Dejar los bracos alemanes (para mi, el perro de caza por excelencia y la raza que he tenido junto con teckels hasta la fecha) y adquirir un Perdiguero de Burgos es algo que llevaba gestando unos diez años (es decir, era una decisión bien meditada).

- Esta camada y este cachorro me lo recomendó una vieja amiga, Eva Maroto (Bruji) quién durante mucho tiempo gestionó el tema de camadas de la Asociación Española del Perro Perdiguero de Burgos (es decir, alguien que conoce las líneas más adecuadas y los mejores cachorros)

- Y, además, antes de ir a recoger a la cachorra la vio Jesus Barroso, un amigo viejo (nótese la “maldad” respecto a Eva) de Esandy&Barroso Adiestradores, (que “dice” que entiende un poquito de perros).

Más garantías para que saliera bien no podían haber, pero, Murfy es Murfy.

Después, el veterinario lo confirmó y lo certificó en un informe, documento que remití a la AEPPB a Rober Robles y José Antonio Gomez Catalina, quienes muy amablemente, además de ofrecerme una cachorra del fondo de garantía incluso se ofrecieron a dejarme un perro adulto para cazar durante la temporada. Esa cachorra del fondo, de momento no urge (ya sabéis, cuando el Sr. Sainz de Timón tenga una cachorra para el fondo, acordaros de mi), porque, a mi que me apasiona el adiestramiento, me parece todo un reto conseguir hacer cazar a esta perra y aunque sé que nunca será una excelente perra para la perdiz (es imposible conseguir la amplitud de búsqueda que se necesita para cazar la perdiz de monte en un perro que ha de estar en contacto visual contigo), si confiaba en sacarle partido en el monte, aunque sea rebajando el nivel de exigencia, que narices, tampoco es que yo sea un chaval.

Por cierto, lo que el veterinario no pudo determinar es si esa sordera era por un defecto congénito (Agus Pigazos como criador me indicó que ninguno de los hermanos de camada tenía ese problema) o si bien había podido ser alguna infección no detectada en los oídos en los primeros días de nacimiento (yo me inclino por esta segunda opción).

Puesto que en mi casa, cuando ha entrado un perro no ha salido jamás, Tula no iba a ser una excepción, después de una reunión familiar decidimos que, esto, más que un problema era todo un reto para todos nosotros, y mi mujer, mi hija y yo nos pusimos manos a la obra para poner las herramientas que hicieran de Tula una perra feliz, integrada y, porqué no decirlo, mucho mejor adiestrada que el 99% de los perros con los que se cruza en el parque (eso, ahora que tiene 15 meses ya os lo puedo asegurar, me la juego con cualquiera).

B- ASPECTOS FUNDAMENTALES A TRABAJAR ANTES DE PENSAR SIQUIERA EN PONER A UN PERRO SORDO EN EL MONTE O EN LA CALLE.  DOS SON EXTRAORDINARIAMENTE IMPORTANTES.

1º) El vínculo,

Si ya es importante generar un vínculo dueño-perro en tu compañero de caza, en el caso de que el perro sea sordo esto es prioritario. Un perro sordo si no te ve (y no te huele), no sabe dónde estás, no sabe hacia dónde debe ir para buscarte y, por tanto, es un peligro para si y para los demás (si el perro se pierde y se escapa, puede provocar un accidente), después veremos que solución he encontrado para esto.

Así pues hay que fomentar en el perro la comunicación y, dado que no puede ser de forma oral (ni es solución llevar al perro permanentemente atado) la solución pasa por generar un mecanismo reflejo de mirarte a los ojos constantemente, de esta forma es el perro el que te controla a ti.

No creáis que es fácil, en el mundo de los perros una mirada directa a los ojos supone un desafío, supone agresividad. Estoy seguro de que todos os habréis dado cuenta de que, cuando miráis a vuestro perro fijamente, normalmente aparta la mirada, solo los perros dominantes, agresivos o desafiantes la suelen mantener (aunque yo añadiría que, también los perros inteligentes miran a los ojos, mi querida teckel Pepa no solo me miraba a los ojos, se quedaba fija esperando instrucciones y, junto a la vieja y querida Duna, ha sido la perra más inteligente, con diferencia, que he tenido en mi vida). En definitiva, la regla general es que el perro tiende naturalmente a no mirarte a los ojos.

Para conseguir que te mire (y puesto que no podemos utilizar la voz para animar o recompensar) es muy útil el gesto de, cuando el perro te mire (siempre hay que estar atento y aprovechar las coyunturas), llevarte un dedo a tus ojos lentamente (normalmente el perro seguirá tu mano hasta tus ojos) y recompensar inmediatamente (es fundamental la inmediatez).

Cuando he adiestrado a un perro jamás he utilizado golosinas, siempre he usado la voz como mejor herramienta, en este caso, dado que por razones obvias es inútil, no nos queda más remedio que usar golosinas (desde bolitas de pienso hasta cortezas de queso, en fin, lo que os parezca, eso es lo de menos) hasta que el perro aprenda el comando que luego veremos que es el “muy bien” con gestos.

Así pues, cuando el perro os mira, os señaláis los ojos, él os sigue con la mirada y de forma inmediata, le premiáis (así absolutamente siempre que ocurra), cuando esta acción esté suficientemente interiorizado podréis ir sustituyendo la golosina por un gesto (que os servirá para siempre) de “muy bien”, en mi caso, puño cerrado y pulgar hacia arriba.

En todo adiestramiento es fundamental tanto la inmediatez (acción-refuerzo positivo, acción-refuerzo negativo, según sea el caso), como la perseverancia (siempre que se produce un hecho se trata exactamente de la misma manera una y otra vez), la mejor forma de tener un perro mal adiestrado es, por ejemplo, no premiar-castigar de forma inmediata (hace algo mal, dejamos pasar diez minutos y castigamos, eso no sirve nada más que para desorientar al perro) y/o permitir a veces una acción y otras no, por ejemplo, hoy no le dejo subir al sofá, mañana si que lo tolero, es la mejor forma de que el perro siempre se suba al sofá (ejem… ni remotamente se sube al sofá un perro mío, por más limpio que esté).

Por tanto, dos conceptos fundamentales, inmediatez y constancia.

2º) La confianza.

Un perro sordo es un perro desconfiado por naturaleza, es fácil de comprender, si no te oye, todo lo que no ve le ocurre de forma sopresiva, desde que aparezca una pelota en su campo de visión, pasando por girarse y verte de repente o tocarlo de manera accidental sin darte cuenta.

Hemos de estar seguros, hemos de tener la absoluta confianza de que nuestro perro no nos va a morder, del mismo modo, el perro ha de tener la confianza de que, cualquier cosa que le toque no es una agresión, es algo positivo.

Para ejemplarizar mejor lo dicho os propongo un ejercicio (yo lo he hecho), tapaos totalmente los oídos, aseguraos de que no oís nada, estad así un rato y que alguien de vuestra casa, sin previo aviso, desde detrás de vosotros os pase la mano por la cara, veréis que susto os pegáis.

Por tanto es fundamental (especialmente si el perro está en casa) que se genere desde muy cachorro un alto grado de confianza, ¿y eso como se consigue?, tan fácil como tocándolo mucho, muchas veces y, si es posible, siempre de la misma forma.

Las primeras veces que toquemos al perro sin que él nos oiga (claro), la reacción será inmediata, girarse de manera brusca, eso puede dar lugar, por miedo, a un mordisco (y con el tiempo a agresividad, ansiedad, etc), cuando esto se produzca hay que calmar al perro, acariciarlo y hacer que sea una experiencia agradable, porque un pequeño mordisco con 3 meses no es un problema, pero, con 3 años y 35 kilos de perro, si.

Esto hay que repetirlo muchas veces (y cuando digo muchas veces, me refiero a muchisimas veces a lo largo del día, los días sucesivos) y no solo vosotros, todas las personas que os sea posible (aprovecharemos la etapa de socialización para eso).

Es aconsejable, además, tocarl al perro siempre de la misma forma (el perro, sin mirar, asociará eso a algo que conoce y le tranquiliza), por ejemplo, nosotros siempre le damos dos golpecitos seguidos, así, siempre sabe que es alguíen que conoce, que es alguién de casa y, ahora, se limita a mover ligeramente el rabo y levanar la cabeza.

De todas formas (sobre todo al principio) no olvidemos que es un perro y que no oye, por tanto, hay que tener precaución, dar esos dos toques y apartar la mano inmediatamente, solo cuando el perro tenga interiorizado esto podremos tener un cierto grado de confianza.

Os pondré un ejemplo, Tula, profundamente dormida, a veces se despertaba sobresaltada (si detectado algún olor extraño), al principio se despertaba ladrando (que no os resulte extraño, el hecho de que sea sorda no implica necesariamente que sea muda), con el consiguiente susto para mi mujer y bronca para mi (buf, ya sabéis lo que puede llegar a mandar una esposa cabreada), lo que hemos hecho ha sido crearle un reflejo condicionado positivo.

Cada vez que ocurría esto, cada vez que se levantaba asustada ladrando yo me levantaba, y hacía que la perra “patrullara” por toda la casa, con inmediatez de acción (siempre que ladraba inmediatamente me levantaba y la hacía patrullar), constancia en el tiempo (todas y cada una de las veces que ladraba repetía la acción) y confianza (ella me seguía, asustada las primeras veces, más confiada las siguientes).

Ahora, a veces, se despierta sobresaltada, pero, en vez de ladrar, se levanta y “patrulla” la casa. Mi mujer está tranquila (y yo también). De hecho, hemos convertido una acción molesta (ladrar de repente) en una positiva (que de una vuelta por toda la casa y compruebe que no hay nadie ajeno).

C-ADIESTRAMIENTO ESPECÍFICO PARA UN PERRO SORDO

Pues nada, ya hemos generado el vínculo y establecido un nivel de confianza óptimo, ¿y ahora qué?, pues ahora a adiestrar (me salto fases de socialización,y comándos básicos de adiestramiento, etc esto lo podéis leer en cualquier sitio por tanto, no aporto nada si me pongo a explicar al respecto).

Hay personas que asocian el término “adiestrar” con una especie de castigo o de opresión al perro, lamentablemente, los perros de muchas de esas personas suelen terminar permanentemente atados con un arnés cuando salen al parque (o corriendo por el monte cazando a la suya y no haciendo caso al dueño), la mala información de los dueños, o una visión sesgada de la realidad del mundo del perro, suele conllevar estas consecuencias.

En nuestro caso pensamos que nada más lejos de la realidad que asociar adiestramiento a castigo, un perro adiestrado es un perro libre, es un perro que puede correr, jugar y relacionarse sin ninguna atadura porque él y su dueño saben, entre otras cosas, las siguientes:

- Que, cuando le llame, este acudirá con alegría y sin dudarlo (y, por ejemplo, nos evitaremos relacionarnos con un perro agresivo con riesgo para su vida).

- Que, cuando necesite quedarse quieto en un punto, lo hará sin titubeos (y, por ejemplo, nos evitaremos un atropello con riesgo para su vida).

- Que, cuando le digamos “NO” (luego explico como se enseña el “NO” o el “FUERA” a un perro sordo), dejará de hacer la acción que no queremos que haga (y eso nos evitará, por ejemplo, que se coma cualquier guarrada en un parque o en el campo con riesgo para su vida).

No hay que confundir adiestrar con esclavizar (que es eso que hacen los que no adiestran y llevan a su perro atado durante el resto de su vida).

Por cierto, ya se que he dicho que no iba a hablar de las generalidades del adiestramiento que están en cualquier manual pero, esto quiero remarcarlo, cuando adiestréis debéis tener en cuenta tres “siempres” y dos “nuncas”:

-Siempre dejaremos que primero el perro se relaje antes de comenzar (5-10 minutos).

- Siempre serán clases cortas no más de 10 minutos.

- Siempre actitud positiva e intentaremos acabar con acciones positivas (con algún juego que al perro le guste o le relaje).

Y cuando digo siempre, quiero decir siempre.

- Nunca, adiestraremos en el mismo sitio de forma continuada, el perro, en muchas ocasiones asociará obedecer en ese sitio, y solo en ese sitio. Lo recomendable es ir variando los sitios de adiestramiento.

- Nunca pasamos a un ejercicio distinto hasta que el cachorro no ha interiorizado correctamente el ejercicio que estamos practicando (no acumular distintos comandos).

Bien, entramos en materia teniendo en mente que los comandos deberán ser siempre visuales, es decir, realizados con gestos, no con la voz.

1º) La llamada

¿Cómo se llama a un perro sordo? pues muy fácil, de dos formas (primero se enseña una, y luego la otra), con un gesto cuando te está mirando o con un collar vibrador (para llamar su atención cuando no te está mirando).

Este comando es importante en cualquier perro, pero, en uno sordo es fundamental, porque no podemos usar la voz y, por tanto, las correcciones son más difíciles.

a) Llamada cuando el perro te ve.

Las primeras veces lo tendrás que hacer cuando el perro esté atado con la flexi (todavía no lo podemos soltar) hay que aprovechar cuando el perro te mira (o le das un ligero tironcito a la correa para llamar su atención), entonces golpeas con la palma de la mano en tu pierna, te agachas (a veces, la figura erguida del dueño puede imponer a un cachorro, lo mejor es agacharse para ofrecer un perfil menos agresivo) y le ofreces una golosina.

La curiosidad normalmente hará que el cachorro acuda, le das la golosina, le felicitas (con el gesto de “muy bien”, es decir, puño cerrado y pulgar arriba y así, de paso, va interiorizando que eso sirve como felicitación) y lo dejas ir.

Dos de los errores más comunes que se suelen cometer son los siguientes:

- Llamar al perro solo cuando vamos a atarlo (el mensaje que le transmitimos es “cada vez que hago caso y voy, me castiga atándome … solución perruna, pues no voy”).

- Llamar al perro solo cuando vamos a castigarlo (el mensaje que le transmitimos es “cada vez que hago caso y voy, me castiga riñendome … solución perruna, pues no voy”).

Por tanto, llamamos varias veces y NO atamos (solo la última para irnos) y, llamamos y por más cabreados estemos porque el cachorro no nos hace caso, cuando viene NO reñimos.

Esto hemos de repetirlo a lo largo de las distintas salidas que haremos al día hasta que el cachorro lo tenga interiorizado de tal forma que, cuando demos dos palmadas en la pierna, él acuda con alegría a por su premio.

Una vez haga esto, hemos de comenzar a sustituir la golosina poco a poco por el gesto de “muy bien” (recordad que no nos oye, y de alguna forma hemos de transmitirle que lo está haciendo muy bien).

b) Llamada cuando el perro no te ve.

Bendito collar vibrador, vamos a actuar igual que como cuando el perro no te ve, primero pulsaremos vibración, el perro se sorprenderá y, normalmente se girará hacia ti, daremos dos palmadas en la pierna, nos agacharemos y, cuando el perro llegue a nosotros le recompensaremos con una golosina más el gesto de “muy bien”.

Las primeras veces que utilicemos el collar vibrador para llamarlo será aconsejable tenerlo con el flexi por si se asusta, incluso podemos darle un ligero tironcito para atraerlo hacia nosotros.

Una vez venga cada vez que pulsemos vibración, comenzaremos a sustituir la golosina por el gesto de “muy bien”.

Cuando ambos ejercicios estén perfectamente interiorizados (paciencia) comenzaremos con el perro suelto de forma indistinta (llamada a la vista, llamada con vibración).

Felicitaremos efusivamente (caricias, aquí lo de la voz no sirve de nada), gestos, alguna carrerita corta (que siempre pone muy contento al cachorro, nunca he sabido bien porqué) y el gesto de “muy bien” y, si no lo has hecho demasiado mal, tendrás un perro que, cada vez que le llames acudirá con alegría y sin dudarlo.

Hoy os puedo decir que Tula acude a la llamada, el 100% de las veces, en el 100% de las situaciones, y lo hace corriendo, acatando la orden de forma fulminante (es impresionante con la fuerza que ejecuta la acción), con energía y alegría, acabando la posición en “sitz” (eso se lo he fomentado yo, manías mías, pero no es imprescindible).

Y el resultado de todo esto es que a mi me da mucha tranquilidad, y a ella, libertad.

2º) El comando “NO” o “Fuera”.

Este comando viene a significar “deja eso que estás haciendo ahorita mismo” y, por supuesto, con un perro sordo lo enseñaremos de dos formas distintas.

a) Cuando el perro nos ve.

El gesto que hemos establecido para “no” o “fuera” será, señalar con el índice al perro de forma enérgica, mientras reiteramos el movimiento, nos inclinamos de forma enérgica sobre el perro, ponemos cara de pocos amigos, caminamos de forma muy enérgica hacia el e, incluso las primeras veces, lo acompañamos de un ligero (he dicho ligero… prudencia) toque con ese dedo índice sobre el hocico del cachorro. Aquí, la actitud lo es todo (por eso resalto lo de “forma enérgica”).

Si el perro es listo, tardará tres “noes” en entender el mensaje, si no es listo, podemos pasar de ligero toque en el hocico a un capón de esos que nos daban en el colegio (los mayores de 45 sabrán de que hablo). Para los extremadamente sensibles (personas o cachoros), habrá que enfatizar más el gesto enérgico y no tocaremos al perro para nada.

Hay que ser constante, es decir, siempre el mismo gesto, siempre las mismas consecuencias, siempre de forma INMEDIATA a la acción que queramos evitar. Lo que está mal, está mal ahora y siempre y lo está justo en este momento, no dentro de quince minutos (el ejemplo práctico, y error que todos hemos cometido, es pillar una meada del perro que igual lleva tres horas ahí y, entonces, echarle la bronca. Eso solo sirve para que nosotros nos desahoguemos, pero para nada más, bueno, si, para liar al perro. Pecados de juventud, el que esté libre de culpa que tire la primera piedra… yo no voy a ser).

b) Cuando el perro no nos ve.

Pues no queda más remedio que utilizar el collar vibrador (que también tiene descarga eléctrica puntual o continuada máximo 12 segundos) en modo descarga.

Algunas notas aclaratorias con el collar eléctrico:

- No se debe usar en cachorros, salvo absoluta necesidad como es el caso.

- No lo uses si no sabes utilizarlo, perjudicarás más que beneficiaras.

- Yo jamás lo he tenido que usar, nunca me gustó, entre otras cosas porque no me ha hecho falta usarlo, pero, con un perro que no te oye y, por tanto, no sirve ninguna corrección verbal (tanto si te está viendo como si no te está viendo) es una buena herramienta. Estuve ponderando si aguantar con el perro atado siete meses o, comenzar con mucha suavidad. Entendí que era una necesidad y así lo he ejecutado, el resultado ha sido excelente, ahora bien, yo tengo cierta “gracia” adiestrando (o mucha suerte, dilo como quieras).

El collar que yo utilizo es el DOGTRA 620 (en su momento, 350 euros) con un alcance de 600 metros (hay otros en el mercado con mayor alcance, pero, para la utilidad que yo le doy no necesito más), tiene una función modo de vibración (lástima que no tenga más, me harían falta, como poco cuatro vibraciones distintas, para asignarlas a cuatro comandos, si hay por aquí algún ingeniero, acepto prototipos) y también tiene otra función modo descarga eléctrica que va desde 0 hasta 127, es decir, desde “no se nota nada” hasta “mecaguenlalecheputaquedaño” (además, dentro de esta puede ser pulso o descarga continuada, luego lo explico).

Para que os hagáis una idea, a 20 ni yo, ni mi hija, notamos absolutamente nada en el brazo (un perro tiene menos sensibilidad todavía, porque ellos no sudan y, por tanto, son menos conductores de la electricidad). A partir de 30 lo que se nota es algo parecido a un pellizco dado con poca fuerza, a partir de 40 se nota un pellizco que lo notamos sin ninguna duda pero, no hace daño y a partir de 65 podría parecerse al picotazo de una abeja (más no me he atrevido a probarlo).

Además ese pulso eléctrico puede ser puntual (tecla de solo un pulso) o continuado (tecla de pulso continuado mientras se mantenga apretada hasta un máximo de 12 segundos. Esto es un mecanismo de seguridad para evitar que la tecla se pudiera quedar trabada y estuviera constantemente enviando descarga al perro).

Hechas las consideraciones previas, entramos en materia (recordad, estamos enseñando el “NO” o “FUERA”).

Cuando queramos evitar la acción y el perro no nos esté mirando, siempre de MENOS a MAS, le daremos una descarga de un solo pulso y veremos la reacción (sugiero empezar con 5 e ir subiendo hasta el umbral que sea efectivo, esto es, que el perro lo note pero, sin que lo asuste, que sea más como una sorpresa que como un daño).

Si lo nota, el perro normalmente se girará y, aprovecharemos para hacer el gesto de “NO” o “fuera” que hemos hablado anteriormente para que asocie ese pulso a una acción no deseada.

Normalmente esto lo cogen a la tercera, no hace falta más. En nuestro caso, Tula que es una perra con una sensibilidad bajisima (a modo de ejemplo, en el monte pasa por las zarzas como quién pasa por una cortina de seda) con 14 meses tenía puesto el collar a 30 (debo decir que no recuerdo la última vez que tuve que pulsar “castigo”).

Me gustaría plantearos algunas situaciones complicadas que se dan con un perro sordo, pensad que es difícil hacer comprender a un perro que no nos oye (y que no nos ve) qué es lo que queremos exactamente que haga (o, más concreto, que es lo que NO queremos que haga).

Por tanto puede darse la circunstancia de que el perro se dirija, por ejemplo, hacia una carretera persiguiendo algo que le interese mucho (un conejo, por ejemplo), que le llamemos (vibración), por la excitación del momento no se entere de la llamada y siga corriendo, nosotros le demos un pulso y, con la excitación, tampoco se entere de ese toque. Entonces lo mejor es, en vez de subir la intensidad, utilizar la tecla de descarga continuada.

Ojo, qué puede ocurrir, que el perro se asuste y emprenda una carrera alocada hacia cualquier dirección (cosa que nosotros no queremos).

Bien, esa situación hemos de entrenarla (y resolverla) con anterioridad a darle campo. La forma de controlarlo (la forma de enseñarle de manera correcta) es manteniendo la tecla de pulso continuado hasta que el perro tome nuestra dirección, en ese momento, soltaremos la tecla de manera INMEDIATA (recordad, la inmediatez es fundamental).

Si el perro es listo, entenderá que únicamente deja de sentir el estímulo negativo cuando se dirige hacia su dueño y, de forma natural, buscará esa situación, lo que nos facilitará tres cosas:

- En primer lugar apartarlo de la acción que no queremos que realice

- En segundo lugar, nos permitirá o bien darle el comando que estimemos oportuno (por ejemplo, el quieto a distancia) o felicitarle (y por tanto, reforzarle positivamente) en cuanto llegue a nuestra altura

- En en tercer lugar, evitar una huida incontrolada sin rumbo. Cuidado, esto no es tan facil, porque el perro puede salir de nuestro campo de visión y, entonces, no sabemos cuando soltar la tecla de pulso, porque no vemos si viene hacia nosotros o no.

Ojo, esto último hay que resolverlo de otra manera y para esto también he encontrado solución, pasa por un collar para Becada, yo utilizo el Beeper One Pro (precio aproximado 350 euros, ver foto), tiene muchas funciones utillizables, luego os diré cómo lo aplico para estos casos.

Ya se que empieza a llevar mucho dinero en el collar el perro (entre 700-800 euros de “tecnología”) pero, es lo que hemos elegido, lo facil hubiera sido devolver el cachorro y coger uno del fondo de garantía, pero.... lo primero no cabe en nuestra casa, y lo segúndo ya vendrá cuando esta esté al 100% adiestrada (y entonces ya tendré tiempo para empezar a adiestrar a la cachorra nueva, detras del uno, el dos).

Fijaos bien que en todo lo que he escrito hasta ahora no había aparecido nunca la utilización del impulso eléctrico del collar (ni volverá a aparecer). Única y exclusivamente lo he utilizado en este apartado, y cuando el perro no te ve, para reforzar de forma taxtativa que “NO” (o “FUERA”) es “NO”, en ninguna otra fase del adiestramiento ni en ninguna otra acción he utilizado el pulso eléctrico.

Llegados a estas alturas, nuestro joven cachorro ya hace al 100% lo siguiente:

- Acude siempre que se le llama, en cualquier circunstancia, nos vea o no

- Deja de realizar cualquier acción que nosotros no queremos que haga.

Como veréis, tenemos mucho adelantado, el cachorro ya sabe hacer mucho más que la mayoría de perros de ciudad. No voy a entrar a explicar como se enseñan comandos como “sitz” o “platz”, etc porque viene en cualquier manual, lo único es sustituir el comando de voz por un gesto, el que vosotros elijáis, en mi caso, “sitz” se hace con un gesto con la mano en horizontal llevándola abajo y el “platz” señalando con el puño cerrado al suelo (al final os he puesto los comandos que uso yo), en fin, sirve cualquier gesto de decidáis siempre que cumpláis lo hablado en el punto primero sobre ser constantes, usad SIEMPRE el mismo gesto (para sibaritas, incluso la misma mano, eso os multiplica por dos las opciones de comandos).

3º) El comando “QUIETO” es también muy importante, porque os permite “plantar” a vuestro perro exáctamente en cualquier sitio y, además, os será útil por si el perro se pierde de vuestra vista usando el BEEPER ONE PRO, ahora lo explico.

Como a mi me ha sido más fácil, primero le enseñé el “sitz” y, después, aproveché para enseñarle el “quieto” partiendo de la posición de sitz le damos el comando “quieto” en mi caso elegí mostrarle la palma de la mano (como haría un guardia de tráfico), mantenemos unas décimas de segundo, recompensamos, no dejamos que el perro se mueva y, después, le damos orden de moverse (es importante esto último para evitar que sea el perro el que decida cuanto tiempo está en “quieto”, ese comando es estático, el perro ha de permanecer en él hasta que el dueño decida, dándole otro comando).

Decía que este comando es importante porque no solo sirve para “parar” el perro en un sitio (y evitar que cruce una carretera, por ejemplo), sirve para localizar el perro y evitar que vague corriendo sin control si escapa a vuestra vista y aquí entra en juego el collar BEEPER ONE PRO.

Imaginad esta situación, estáis en el monte, tiráis a una torcaz y cae dos o tres ribazos más abajo, el perro va a cobrarla y, la maleza os lo tapa, os asomáis y no véis al perro, la situación es complicada porque no podéis llamarlo (es sordo) y no podéis usar el collar vibrador DOGTRA (porque el perro no sabe a donde debe acudir), ¿qué hacéis?.

En el mercado existen collares de radio frecuencia localizadores (como utilizan con los perros de rastro o con perros de rehala), distintas APPS que comercializan GPS en el móvil, etc, etc, a mi me parece, en unos casos, muy caro (por encima de los 700 euros) y en otros demasiada parafernalia, creo que todo es más simple que eso porque, normalmente, nuestro perro estará en un radio no superior a 200 metros.

La solución que yo he encontrado  (hoy puedo decir que ya he pasado de la teoría a la práctica, en las conclusiones os lo cuento) es, utilizar la función de vibración que tiene el collar BEEPER, que es distinta a la del DOGTRA y asociarsela al perro al comando “sitz”, así, cuando le envío la señal de “sitz” con el BEEPER el perro ha de sentarse (esté donde esté), de esta forma, evitamos que vaya por ahí vagando buscándonos y, por tanto, nosotros ya sabemos que está quieto (ese collar envía una señal al mando indicando que el perro está de “muestra”, en nuestro caso quieto) y después solo hemos de enviar una señal al collar para que suene el beeper y poder orientarnos para encontrar al perro (el collar tiene un alcance sonoro de 300-400 metros, más que suficiente, ampliable cambiando la carcasa), además, podemos subir la intensidad del sonido hasta tres veces, tenemos varios sonidos para elegir e incluso podemos hacer que el collar suene cada 10 o 20 segundos por si no queremos ir por el monte pulsando el mando para que suene el BEEPER.

Resumen de comandos visuales:

1-VEN: Golpear palma mano muslo derecho dos-tres veces + vocalizar VEN

2-NO: Señalar perro con dedo índice + cara seria + vocalizar NO

3-BIEN: Señalar con brazo doblado sobre el pecho y pulgar hacia arriba + vocalizar BIEN

4-MÍRAME: Señalar con el índice nuestro ojo derecho

5-QUIETO: Mostrar al perro palma mano haciendo señal de parar + vocalizar QUIETO

6-SITZ: QUIETO + Palma mano hacia abajo, brazo horizontal, hacer gesto hacia abajo

7-PLATZ: QUIETO + Señalar dedo índice hacia el suelo

8-JUNTO: Brazo extendido paralelo a pierna, puño cerrado e índice+corazón extendido

9-A CASA: Hacer una “ce” con la mano. Es útil si vive el perro contigo en casa para indicarle que el paseo se ha acabado y si le queda algo que “soltar”, esa es su última oportunidad. Es realmente práctico y lo he usado (en voz) con todos mis perros.

10-BUSCAR A NUESTRA IZQUIERDA: gesto con mano izquierrda palma abierta (abanico)

11-BUSCAR A NUESTRA DERECHA: Idem anterior pero mano derecha

12-ACABAR CASTIGO O TRABAJO: dos palmadas al aire y mostrar palmas hacia el perro.

Algunos veterinarios mantienen que los perros son capaces de leer los labios, yo lo afirmo también (mi bracos estaban adiestrados tanto con comandos de voz como gestuales, a mi que no me gusta ir pegando voces por el monte en muchas ocasiones no decía el comando en voz alta, solo hacía el gesto con la boca y lo entendían), por tanto, no perdemos nada por decir el comando también si ello facilita más que el perro te entienda.

Y hasta aquí lo más destacable, si tu perro hace todo eso, todas las veces y en todas las circunstancias, puedes decir que tienes un perro bien adiestrado más allá de tonterías de circo y florituras innecesarias.

D-CONCLUSIÓNES

La situación de Tula a día de hoy es que es una perra feliz, alegre, integrada, que va suelta, está totalmente controlada, lacea (con todas las limitaciónes que implica que lo haga a vista mía, es decir, no sirve para perdiz de monte), que acude a la llamada, realiza los comándos de la obediencia básica, tiene cierta iniciativa de búsqueda en el monte (recalco, con un radio limitado), es una excelente cobradora en todo tipo de terreno (menos en agua que no la he probado, entre otras cosas porque en mis cotos hay menos agua que en el desierto), con una boca muy dulce, buena para estar en puesto a torcaz, tórtola, zorzal, muy picada al pelo, buena para el conejo (llevamos tres cazados) y liebre (ya llevamos dos) y que, si no eres un tío que quieres volver a casa en todas las salidas con más perdices que nadie, pues que incluso puede tener cierta validez para la perdiz.

Por cierto, la mejor manera de estropear a un perro de pluma es empezar con el pelo, pero, en mi caso tomé la decisión conscientemente, si quería cazar con esta perra tenía que reciclarme. Hasta hoy (y ya son bastantes años) he sido cazador casi en exclusiva de perdiz, pero, sé que con esta perra no voy a poder cazarla, por tanto, empecé por el pelo, porque es más fácil para un perro, porque se caza más cerca y, así, tanto Tula como yo podemos disfrutar de jornadas cinegéticas.

Espero que esto le pueda servir a alguién (no hace falta que el perro sea sordo, sirve para cualquier perro) y, por supuesto, acepto sugerencias e ideas para mejorar la calidad de vida de la perra e integrarla más en la caza (al finalizar esta temporada de menor, la primera con Tula, llevo idea de iniciarla en el rastro de sangre, si lo hago, ya os lo contaré).

No he encontrado ninguna solución válida y realista que me permita ampliar el radio de búsqueda de la perra más allá de unos 35-40 metros (recordad, la perra necesita contacto visual), entre otras cosas, porque mis cotos son muy montañosos, y salvo en alguna zona (que da lo que da de si) no hay tantos metros de terreno sin que esté lleno de aligas y zarzas y, por tanto, la vista es muy limitada.

También tengo claro que si yo cazara en las llanuras castellanas es probable que pudiera cazar perdiz con esta perra, pero, en mis dos cotos (desgraciadamente los dos cotos más montañosos de mi provincia, por cierto, la segunda provincia más montañosa de España). Cierto es que hemos cazado una, más por suerte que por trabajo de la perra o mío (la suerte también es un factor a tener en cuenta en la caza), eso si, perfectamente cobrada.

En cuanto a esa perdiz (la única hasta hoy) debo deciros que aquí puse a prueba el método de localización de la perra y funciona, la perdiz salió de un barranco de repente, no me la esperaba y le solté los dos tiros (el primero me lo “tragué”) y con el segundo se fue tocada (patas colgando) raseando toda la ladera hacia abajo, la perra, hizo hilo y se fue detrás de ella totalmente cegada, se fue tan lejos a cobrarla (y el terreno es tan sucio) que, después, no sabía dónde estaba yo, así que metió el rabo entre las patas y comenzó a correr como una loca buscándome.

Como yo estaba en lo alto, la veía perfectamente pero ella a mi no, así que no servía la vibración del DOGTRA (la de “ven”), le mandé con el ONEPRO la vibración de “sientate”, se sentó y se quedó allí esperando hasta que yo llegué a una altura que la perra me pudo ver, le di la orden de “ven” y... problema solucionado y perdiz entregada, así que mi método funciona!!!.

COLLAR DOGTRA COLLAR ONEPRO

                                                                   COLLAR DOGTRA                        COLLAR ONEPRO

Volviendo a las conclusiones, como os iba diciendo, con el tipo de terreno que hay, con la tremenda cantidad de maleza que me impide ver por donde va el perro (y a Tula saber dónde estoy yo) es prácticamente imposible cazar perdices, pero, con los conejos, liebres y torcaces tampoco me va mal, veremos los zorzales cuando vengan (siempre pensamiento positivo).

                                                                                            Tula

                                                                                                      TULA

Un saludo, buena caza y buenos perdigueros.

Federico Torrella Torres

En el apartado de competición de la edición correspondiente al mes de noviembre de la revista Perros de Caza se publica en un artículo que trata de la Final del Campeonato de España de la AEPPB de 2012 celebrado en Villaverde de Medina y Medina del Campo (Valladolid). Un artículo interesante que cualquier allegado al Perdiguero de Burgos disfrutará leyendo. Se puede visualizar en el siguiente archivo.

portadadiciembre2012

En la edición correspondiente al mes de noviembre de la revista Perros de Caza se publica una entrevista a José Manuel Sanz Timón en calidad de nuevo Presidente de esta asociación. El contenido de dicha entrevista se puede ver descargando el siguiente archivo.

También en el mismo número de esta revista se publica en el apartado de competición un artículo que trata de la Final del Campeonato de España de la AEPPB celebrado en Cuenca. Se puede visualizar en el siguiente archivo.

perrosdecaza250portada

En la edición del mes de Febrero de la revisa Perros de Caza se publica un artículo escrito por Carlos Ramón Marín de la Rubia, uno de los responsables del Dpto. de Comunicación de esta Asociación. Dicho artículo trata sobre la celebración de la prueba de caza salvaje en la finca de "La Sinova", cazadero en muchas ocasiones del insigne Miguel Delibes.

El contenido de dicho artículo se puede visualizar aquí:

Febrero2011 1

También en esta misma edición de febrero de la revista Perros de Caza se publica una entrevista interesante realizada a uno de los Directores de Cría de esta Asociación, José Manuel Sanz Timón.

Esta entrevista se puede leer desde este archivo:

Febrero2011 2

Volver